jueves, 16 de marzo de 2017

AFC busca soluciones y mantiene postura



Rolando Aramayo, presidente de la Asociación de Fútbol Cochabamba (AFC), anunció ayer que apuntan a darle una solución al conflicto que dividió al balompié valluno en 2011, además que los clubes ratificaron la determinación asumida en 2016.

Tras recibir la invitación de la Federación Boliviana de Fútbol (FBF), Aramayo indicó que esta propuesta se conversó con los clubes afiliados. Los miembros de la AFC aceptaron dialogar con el Comité Ejecutivo del ente federativo, además de ratificar la sanción a los dirigentes que se encuentran en el ente no reconocido, pero no así a sus clubes.

"Hubo un avance acerca del tema con los clubes. Quedamos en abocarnos en la resolución emanada por los clubes. Vamos a hablar con el Comité Ejecutivo de la federación para darle una solución al asunto", indicó Aramayo.

En marzo de 2011, el conflicto por pugnas de poder en la AFC derivó en el nacimiento de dos facciones: la reconocida por la FBF, y la reconocida por el Servicio Departamental del Deporte (Sedede) y Asamblea Departamental del Deporte (ADD).

La fractura del balompié valluno generó perjuicios solamente a los clubes y futbolistas.

Suspenden torneo

Pese a que las lluvias cesaron en Cochabamba, las categorías No Aficionados "A" y "B" de la AFC no podrán reanudarse, este debido a que no existe la disponibilidad de terrenos de juego.

"Tenemos que suspender hasta la siguiente semana, porque no se quieren prestar las canchas para evitar daños luego de las lluvias caídas", relató Aramayo.

Esto no sucede con las tres categorías de la sección Aficionados (Primera, Segunda y Tercera de Ascenso), puesto que hace tres semanas se reinició el campeonato y los encuentros cuentan con terrenos de juego ya elegidos para este fin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada