lunes, 13 de marzo de 2017

9 mil jugadores de la AFC, con seguro desde abril

El Consejo Superior de la Asociación de Fútbol Cochabamba (AFC) dispuso que más de nueve mil futbolistas de las diferentes categorías tendrán un seguro contra accidentes, desde abril, y es un requisito antes de ser habilitados para comenzar con el torneo de la gestión 2017.

En 2016, el ente rector del balompié local lamentó el fallecimiento del adolescente de 13 años Nicolás Campero (Club Petrolero) y una fractura con cinco desprendimientos en el hueso y arco cigomático del costado izquierdo de la cara de Caleb Cardozo (exAurora).

Esos fueron los detonantes para que la AFC y los clubes de las diferentes categorías tengan la obligación de asegurar a sus deportistas.

“Hemos cerrado un convenio con Nacional de Seguros con 10 dólares anuales por cada jugador. La cobertura no solo es para la práctica deportiva sino en sus diferentes actividades durante los 365 días del año”, dijo Rolando Aramayo, titular de la AFC.

Los dirigentes de las entidades pueden asegurarse en otras empresas que tengan el mismo alcance o den mejores condiciones con relación a lo que sugirió la AFC.

“Los dirigentes tienen la libertad de escoger su firma de seguros. Lo importante es que a la AFC le entreguen su póliza antes de habilitar al jugador”.

Aramayo explicó que en el caso de que los deportistas estén asegurados por sus padres, se debe consultar si los mismos cubren accidentes deportivos. “Se tiene que presentar una certificación de que esos contratos asumen la responsabilidad”.

Tras 93 años de fundación de la AFC, los futbolistas contarán con un seguro que les permitirá llevar adelante sus entrenamientos y los partidos sin el riesgo de sufrir gastos para cubrir su curación luego de una lesión.

“El seguro de la Nacional cubre los gastos médicos hasta 600 dólares. Por muerte, invalidez total o parcial cubre hasta 3 mil”.

Según Aramayo, el deportista podrá ser atendido en la clínica u hospital que sus padres determinen. No existe un nosocomio establecido por la aseguradora.

“En caso de la fractura de tibia y peroné y que se agoten los 600 dólares de los gastos médicos, el deportista puede pagar otros 10 dólares para ampliar su beneficio por otro monto similar al primero”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada